martes, 9 de diciembre de 2014

Dos de mis últimas visitas: Al trapo y Samarkanda

Hoy os traigo dos nuevas direcciones más que he tenido la oportunidad de visitar recientemente y probar sus cocinar, sin nada que ver entre sí, una vez más en la capital. Al trapo (www.altraporestaurante.com) y Samarkanda.

Al Trapo esta ubicado en los bajos del Hotel de las Letras. Lo asesora Paco Morales, para mí uno de los cocineros con mayor sensibilidad gastronómica de este país. Y su jefe de cocina es Rafa Cordón, que ha sabido interpretar a la perfección las ideas del cordobés y aportar lo suyo. Acaba de cumplir su primer aniversario con un estupendo estado de salud. Y yo pude comprobarlo con todos y cada uno de los platos que tuve ocasión de probar: aireados de tortilla española con pimiento verde y anchoa, finísimos; tortilla de setas de temporada tipo crêpe, cocochas de bacalao con patatas en una espectacular salsa verde; cremosas chantarellas salteadas con fondo de carne y bechamel y un postre de frutos rojos con remolacha y regaliz. Servicio estupendo, moderna y sencilla decoración y experiencia, en general, muy agradable.





Y Samarkanda, ubicado en el interior de la estación Puerta de Atocha, junto a ese jardín tropical, que produce un pequeño microclima. Este restaurante recientemente ha experimentado varios cambios, gracias a sus nuevos propietarios, el grupo Autogrill. Para empezar, su cuenta ha disminuido y la factura no supera los 35-40€. También la decoración ha sido remodelada. 
Los platos se mantienen aunque poco a poco, van incorporando novedades que van testando entre los clientes. Buen jamón ibérico de Guijuelo con unos deliciosos picos de pan y pan con tomate; untables de berenjena, aceitunas negras, hummus y brandada de bacalao; rollito de codorniz en escabeche; croquetas de jamón; original tomate Samarkanda relleno de ventresca de atún, mayonesa, huevo, mousse de tomate, ajo y albahaca; vieira con crema de calabacín; pez mantequilla con azafrán; merluza con crema de guisantes; albóndiga de cordero con cuscús y rabo de toro con puré de coliflor. Dos peculiaridades: traen una "carta visual" de postres, con  toda la variedad real para que elijas y los precios de los vinos son realmente contenidos, van desde los 14 a los 27 euros y están clasificados por varietales. 

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Más a punto que nunca después de 5 años

El pasado viernes A Punto (www.apuntolibreria.com) celebraba su quinto aniversario por todo lo alto. Soy fan de este sitio desde que abrió su primera tienda en la calle Pelayo. Me encanta el concepto: libros de gastronomía (¡me los compraría casi todos!), utensilios (lo mismo, pero ya no tengo sitio para guardarlos...), escuela de cocina, atención personalizada... y un equipo humano detrás inmejorable.

Así que no podíamos dejar de acompañarles en esta fiesta, que reunió a clientes, amigos y a lo mas granado de la gastronomía madrileña para disfrutar del maravilloso ágape con el que A Punto nos deleitó.

En la planta de abajo, cocineros que habitualmente dan clases en sus instalaciones, preparaban bocados deliciosos: Jesús Almagro, Joaquín Felipe y Joaquín JR, Alex Zurdo, José Luque y Miguel Fuentes Sanz.... el teatro de Pilpira, con Álvaro Paz Maudes y Sonia Luchena Gigante y la música de Mariano Díaz, Suilma Aali y Paloma Soalleiro, de The Message.

Todo acompañado con buenos quesos, varias delicias de comida tailandesa, mortadela italiana, cava Anna de Codorniú y Manzanilla Solear, de Barbadillo, y unos cuantos postres para poner el broche final.

¡Enhorabuena a "A punto" y que sigáis cumpliendo muchos más años proporcionándonos tantos ratitos de felicidad a los que amamos la gastronomía y el vino!




Mis últimas visitas

Ahí van dos de mis últimas visitas. 2 lugares de lo más variopintos que recomiendo a cualquiera que desee descubrir cocina rica y disfrutar de unos platos de los que dejan buen sabor de boca.

La Emualda (www.laemualda.es) se encuentra en lo que ya se está convirtiendo en la "milla del tapeo y la gastronomía". El Barrio madrileño de el Retiro es uno de los mejores lugares para tomar buenas tapas y raciones pero también para hacer una comida o una cena formal. Este nuevo lugar es una taberna que intenta recuperar el espíritu de unas cuantas recetas castizas, ¡y lo consigue, vaya si lo consigue! Apuestan por el recetario madrileño tradicional y por los productores de la zona.
Estuve comiendo acompañada de los vinos de las Bodegas Castelo de Medina, ubicadas en Villaverde de Medina (Valladolid), que elabora, sobre todo, en Rueda. ¡Una armonía perfecta! No obstante, han recibido el Premio al Mejor Verdejo del Mundo en el World Wine Ranking 2014, gracias a su Castelo de Medina cien por cien verdejo.

Comimos paté de mejillones con patatas fritas de las ricas; croquetas XL de cocido, de bacalao y de jamón y huevo, unas patatas bravas redonditas con la salsa dentro muy apetitosas, calamares, callos a la madrileña, japuta con aceite, perejil y ajo y estofado de rabo de toro. Y para terminar, bartolillos rellenos de crema con helado de violeta y Torrija con helado de leche merengada. ¡Un festival en toda regla!

Urkiola (www.urkiolamendi.net) es un restaurante que lleva años abierto y que, afortunadamente, ha resistido las embestidas de la crisis, gracias al empeño y al trabajo de Rogelio Barahona. En la zona de Arturo Soria ofrece una atractiva foto. Fue el lugar elegido por las bodegas catalanas Jané Ventura (www.janeventura.com) para conmemorar su primer siglo de trayectoria. Tuvimos ocasión de probar más de 20 vinos, entre los clásicos y los experimentales, cavas y vinos tran
quilos... y hasta una curiosa experiencia de uno cuya fermentación y crianza se hace en ánfora de arcilla.
Y la comida fue en formato cóctel que, dado que había qye probar tantos vinos, es la fórmula ideal. Croquetas muy ricas de diferentes sabores, almejas tipo mejillones tigres, con bechamel, rebozadas y fritas; unos magníficos tacos de merluza de pincho rebozada y una sabrosa carne a la brasa cortada muy finita sobre tostadita de pan con mostaza. Canutillos y crema de vainilla de Tahiti, para terminar. Buen producto, elaboraciones sencillas y factura final comedida. También ofrece menús a precios cerrados.

Otra nueva edición de la Biblia Gastronómica de Madrid

Ha vuelto a salir una nueva edición de la Guía Metrópoli, "Comer y Beber en Madrid 2015", en la que servidora colabora con más orgullo que todas las cosas.

Esta semana se presentó en el marco del Hipódromo, coincidiendo con el 25 aniversario del Diario El Mundo y tiraron la casa por la ventana, ¡menudo despliegue de comida y bebida, allí no faltó nada ni nadie! Nos encontramos con lo más granado del sector gastronómico y pasamos un rato de lo más agradable.

Respecto a la guía, El Bohío, de Pepe y Diego Rodríguez, se incorpora a la lista de las 3 M de Metrópoli, máxima distinción que concede la publicación, mientras que el nuevo DStage, de Duego Guerrero, entra directamente con dos M, categoría a la que sube también Álbora, con Jorge Dávila y José María Marrón comandando la sala.

En esta edición distingue 26 establecimientos con una M, 10 con 2 M y 6 con 3, lo que suma un total de 42 restaurantes.

La Guía Metrópoli, que este año cumple su octava edición, incorporar casi 200 nuevas referencias, muchas de ellas locales de nueva apertura en Madrid y provincias limítrofes.

A lo largo de seis meses, una veintena de críticos gastronómicos de la capital ha revisitado todos y cada uno de los establecimientos para realizar nuevas reseñas valorativas que se acompañan de fichas informativas. En la obra de 268 páginas se incluyen más de 1.500 direcciones de los mejores restaurantes de autor, tabernas centenarias, coctelerías de moda, sitios para ver y ser vistos, bodegas y tiendas gourmet.


Comer y Beber en Madrid 2015 ya está a la venta en quioscos y librerías al precio de 11,90 euros.

La Guía Metrópoli, que este año cumple su octava edición, incorporar casi 200 nuevas referencias, muchas de ellas locales de nueva apertura en Madrid y provincias limítrofes


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Nacen los nuevos espumosos Clàssic Penedès

Nace una nueva categoría de espumosos: CLÀSSIC PENEDÉS, que es como se van a llamar a partir de ahora los vinos de este tipo elaborados en esta zona. Única en el mundo tanto por sus características como por su proceso de elaboración.

Se caracterizan porque pretenden trasmitir el orgullo de un territorio, el saber hacer de la gente que lo elabora y porque respetan los métodos tradicionales de cultivo, vendimia, manipulación de la uva y el tiempo de reposo en cavas que tiene que ser de un mínimo de 15 meses.

Eso no quiere decir que no empleen las técnicas más modernas y sobre todo las más ecológicas. De hecho es obligatorio, dentro de esta categoría, producir en ecológico.

Se puede elaborar con las uvas de la DO Penedés.

Es un producto identificado con el territorio y reflejo de su clima y de sus suelos. En su etiqueta debe figurar la añada y la fecha de degüelle

Son 14 bodegas las que forman parte de esta nueva categoría de espumosos y para este año prevén una producción global de 600.000 botellas.


Tienen unos toques muy minerales en general aunque debido a la diferencia de terruños cada uno tiene su estilo y personalidad. Tuvimos ocasión de catar 7 espumosos Clàssic Penedès y luego de acompañarlos en una magnífica comida en el restaurante madrileño Colonial Norte (www.colonialnorte.net). Son ideales para armonizar numerosos platos, como los que probamos: jamón ibérico, bogavante, gambas blancas, lubina y carne de ternera. 

viernes, 14 de noviembre de 2014

Mis últimas visitas

¡Qué alegría me produce comprobar que la salud de la hostelería mejora! Abren nuevos sitios y algunos registran llenos que hasta hace poco no eran tales. Hoy os traigo mis tres últimas visitas en la capital, recomendables, cada una en su estilo.

Mi amigo Luismi me descubre Velázquez 128 (restaurantevelazquez128.es) en pleno barrio de Salamanca, casi llegando a la calle María de Molina. Barra para tapear y comedor para una velada más formal. Cocina de mercado muy buen hecha, con una carta bastante amplia, a cargo del chef Carlos Portillo. Se nota que cuidan el producto.

Para empezar nos sorprenden con un aceite de oliva virgen extra espectacular, una explosión de aroma y sabor, Soto de Marañón, de Torredonjimeno (Jaén). Nos abre las papilas gustativas para los siguientes magníficos platos: un sushi de pez mantequilla con un intenso sabor, unos impresionantes rebozuelos agripicantes con una fina crema de patata; un excepcional lomo de salmonete con tirabeques y boletus a la salsa de sake y una pularda deliciosa con crema de rebozuelos. Dos postres para terminar: requesón con frutos rojos y curable de manzana con helado de vainilla. Para beber un Vizar selección especial 2007 de Castilla y León y un Carmelo Rodero del que no recuerdo más datos (a esas alturas ya estaba completamente entregada al placer de la comida y la conversación de mis colegas de mesa).




















Vamos a Condumios (www.condumios.es). Creo que si este lugar estuviera en un sitio más de paso, ganaría muchos enteros, porque cocinan de escándalo. Está en la calle Juan de Mena, pegadito al Retiro. Es la segunda vez que lo visito y mi impresión es la misma: sus croquetas son de las mejores que se pueden comer en Madrid. Las hay de jamón y de gambas al ajillo. Previamente disfrutamos de un paté de ave muy suave que sirven con pan tostado y después de unos monumentales mejillones que escabechan en casa. Luego comimos unas trompetas de la muerte con huevo para terminar con un riquísimo lomo de orza. Bebimos un vino de treixadura de nombre "The flower and the bee" y un Montsant, Dido. 


Y acabamos por un sorprendente italiano, de los que nada tienen que ver con lo que habitualmente conocemos como tal. Me gusta el nombre, Forte (www.fortepizza.es) y la cocina está hecha con mucho mimo. Es todo muy casero. En plena calle Serrano, me parece de lo más auténtico que hemos probado últimamente del país vecino.

La pizza es muy rica (elegimos una con rúcula, mozzarella ahumada y coppa -un embutido italiano típico, sobre todo  de Parma-), pero no se quedan atrás otras especialidades como el vitello tonato (carne con mayonesa de atún y alcaparras), la caponata con piñones (estofado siciliano de berenjenas), unos raviolis de calabaza o la stracciatella, que es el relleno suave y cremoso de la burrata. Regamos este festín con un vino toscano, un blanco Vermentino  2013.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Madrid vuelve a ser más exquisito

Del 7 al 16 de noviembre, vuelve a celebrarse "Madrid Exquisito" después de 5 ediciones. Unos 30 restaurantes de alta cocina ofrecerán en estas fechas un menú especial a 25€ (IVA incluido pero bebida no). Un euro de ese precio irá destinado a las actividades de la ONG Mensajeros de la Paz.

Entre estos restaurantes, gastrobares, tabernas ilustradas... se encuentran nombres como Arce, Café de Oriente, Colección Cibeles, Condumios, Corral de la Morería, El Cenador de Salvador, El Chiscón de Castelló, El Pitaco, Ferreiro, Illunbe, La Máquina, Lágrimas Negras, etc.

Para poder consultar el resto de restaurantes y menú se puede entrar en las páginas web www.madridexquisito.com y www.esmadrid.com. Este evento cuenta con el apoyo del Área de Turismo de Madrid Turismo, dependiente del Área de las Artes, Deports y Turismo del Ayuntamiento de Madrid.

Es una ocasión única de probar la cocina de restaurantes que normalmente están a un precio más elevado y, gracias a "Madrid Exquisito", nos dan la oportunidad de degustar unos menús únicos.